Quiénes triunfan en lo económico y social

Cuando inicié este blog, me propuse escribir sólo aquello que yo cosiderara útil para todo aquel que de una forma casual, dada la amplia bastedad del universo de internet, llegara a leer algunas de estas líneas.

Tengo 45 años, alguna experiencia en la vida, y muchos defectos, pero me esfuerzo en analizar las cosas que me pasan, y también aquello que sucede a mi alrededor, para sacar conclusiones que me ayuden a mejorar.

Cuando miro a mi alrededor, y veo la posición laboral o el estatus social que han alcanzado muchas de las personas que conozco, veo con claridad que la vida nos pone a todos en nuestro lugar. En la vida, no triunfa el que tiene suerte, sino aquel que la busca y que tiene cualidades para lograr las metas que se propone.

El perfil de todas estas personas, entre ellas médicos, químicos, docentes,  jefes de departamento, líderes de proyectos, emprendedores, etc., responde a la suma de talento y condiciones naturales -inteligencia, aptitudes para ciertas cosas-, y capacidad de trabajo. Esta es la  ecuación que suma para el resultado. Además, tengo que decir que todos ellos han partido de familias humildes, todos se han educado en el sistema público español, y han logrado alcanzar una posición acomodada por méritos propios.

En esta vida, nada se regala, y aún menos el dinero. Si usted quiere alcanzar una mejor posición socio-económica, pero no tiene el talento natural de otras personas para lograrlo, trabaje más que los demás. Si tiene cualidades naturales y piensa que con eso es suficiente, sepa que habrá quien le adelante por la derecha con capacidad de esfuerzo y sacrificio.

La vida pone a los mejores en los puestos de privilegio de nuestra sociedad, con algunas excepciones, pero pocas.

Si usted quiere prosperar económicamente, trate de ser lo más honesto posible con usted mismo, y lea cuáles son sus talentos naturales, y cuáles no. Potenciar los primeros y mejorar en los segundos, con trabajo, con esfuerzo, le permitirá alcanzar su máximo potencial en aquellas empresas que se proponga alcanzar.

Si en su discurso interior escucha frases como: “este tío tiene mucha suerte, mi jefe no tiene ni idea, en la vida hay quien nace con estrella y otros nacen estrellados”, sepa que muy posiblemente está haciendo una lectura errónea. Para la suerte, hay que estar preparado a su llegada. Trabaje en la buena dirección, tenga paciencia, y persevere. Perseverar en la dirección correcta es la virtud de los triunfadores.