El secreto del éxito

  • Sea usted

El éxito es un estado de la mente. Ponerse de acuerdo con su definición es entrar en un terreno subjetivo, filosófico. Aunque de alguna manera, todos tenemos la misma representación mental de lo que es una persona de éxito en nuestra sociedad: tiene un coche de alta gama, viste ropa cara, tiene una pareja atractiva y unos hijos preciosos. ¿He acertado verdad?. En una sociedad como la nuestra, el dinero es el rey.

Alcanzar el éxito en el terreno laboral, social y familiar tiene ingredientes para aburrir. Sobre esto hay mucho escrito, hay multitud de libros de personas famosas, que no necesariamente exitosas, que hablan sobre esto.

El Sr. Emilio Botín ha sido una de las personas más relevantes de la España de los últimos años. Seguro que la mayoría de ustedes aún recuerdan lo que sucedió en las redes sociales a los pocos minutos de que se anunciara que había pasado  a mejor vida. Sucedió que se llenó de memes sobre su fallecimiento. Es decir, que circularon por el whatsapp chistes sobre el tema.

Arnold Schwarzenegger no necesita presentación. En este año 2017 cumplirá siete lustros, y tiene una conocida trayectoria, plagada de éxitos en el terreno de lo profesional. Schwarzenegger tiene publicados múltiples libros en los que habla de los ingredientes para lograr lo que uno se proponga. En Youtube también se pueden encontrar algunas conferencias en las que muestra las recetas que le han impulsado a lo largo de su carrera.

Existen tantas recetas como cocineros, y todas están impregnadas de cierta verdad universal, es decir, de instrucción válida para la mayoría de las personas.

El secreto del éxito está plagado de ingredientes, todos reconocibles, entendibles, y practicables por todos.

Dicho esto, se puede afirmar que si el éxito tuviera forma de pastel, lo habría de distintos sabores, aromas, formas y colores, todos válidos, y calificables  individualmente en función de las preferencias del degustador.

¿Qué quiere decir usted con todo esto?

¿A dónde quiere usted ir a parar con todo esto que está diciendo?

Si bien la fórmula para fabricar el éxito tiene multitud de formas y componentes, la necesaria para alcanzar el fracaso sólo necesita de un ingrediente: actuar regido por la voluntad de querer complacer a todo el mundo, que es lo mismo que anularse a uno mismo.

Si quiere alcanzar el éxito, estudie a las personas que son un referente para su actividad laboral o para su vida, pero tenga claro que incluir en su dieta el factor de no ser usted mismo será el componente que mande a la porra todo su esfuerzo por mejorar.

Las personas se acaban perdiendo cuando anulan sus gustos, sus necesidades y sus preferencias para complacer las de otros.

No se pierda, sea usted.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Escribe un comentario