Sea coherente

¿Qué pensaría usted sobre un vendedor que se le presenta vestido con traje y zapatillas deportivas? Póngase en situación, y conteste con sinceridad: ¿prestaría atención a lo que le está diciendo?. Seguramente la respuesta sea no.

Cuando se producen disonancias en aquello que vemos, no entendemos muy bien qué sucede, tenemos la impresión de que hay algo incompleto, de que hay algo que falla. Esto es debido a que nuestro cerebro tiende a buscar formas cerradas, completas, coherentes.

Una empresa, o usted como vendedor, pueden invertir en mayor o menor medida en su imagen, pero en cualquier caso es siempre necesario guardar una coherencia entre todas y cada una de la acciones que transmiten significados al cliente.

¿Se ha fijado en la cantidad de concesionarios de coches que han renovado el aspecto exterior de sus instalaciones?. Las marcas son cada día más conscientes de que para vender un producto al consumidor, han de cuidar todos los aspectos transmisores de significado.

Pongamos por caso la campaña publicitaria que desplegó Citroën para su modelo Xara. En ella, se trataba de asociar la belleza y todos los matices positivos de la imagen de la afamada modelo alemana Claudia Schiffer, con el superventas del momento del fabricante francés.  Se trabajaba la construcción de un significado de belleza.

¿Vende vd. belleza asociada a su producto?

¿Vende vd. belleza asociada a su producto?

Acercarnos a un concesionario Citroën que no esté acorde con esa idea, puede que no nos haga desistir en nuestro interés por el coche, pero desde luego no contribuye a incrementar nuestro entusiasmo. Si además de encontrarnos con unas instalaciones del todo mejorables, nuestra recepción en el concesionario no atiende a una que esté preparada para darnos la bienvenida, igual empezamos a pensar que el Renault Mégane no está nada mal.

Sea coherente en todos los ámbitos de la imagen de su empresa, producto o servicio

Sea coherente en todos los ámbitos de su imagen

Comparte 😉

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Escribe un comentario